• Home
  • EN BAÑOS PUBLICOS

USO DE OZONO EN BAÑOS PUBLICOS

Los baños públicos son uno de los ambientes donde existe mayor contaminación, por malos hábitos de quienes los utilizan,  por malos olores o por mala ventilación.

El aire se infesta de virus y bacterias, así como todas las superficies, ya sea el retrete, las puertas y sus manijas, manijas del lavabo, paredes, piso, etc.
El ozono nos ayuda a resolver estos  problemas que son comunes en los baños públicos de todo el mundo.

El ozono al ser un gas que se dispersa tiene la capacidad de desinfectar el aire y todas las superficies, aunque para la desinfección total de las superficies se requieren cantidades mayores de ozono de las que se aplican comúnmente en estas áreas, sin embargo se consigue una disminución considerable en el número de virus y bacterias con las que podamos tener contacto y que puedan ser un problema para nuestra salud.

El problema más perceptible de los baños es el olor, ya sea a deshechos o a químicos de limpieza, en cualquier caso ambos son desagradables al  oolfato, y en el caso de los químicos puede hasta ser irritante y molesto para las vías respiratorias. El ozono se encarga de destruir las moléculas que provocan esos olores, ya sean deshechos o químicos. La diferencia del ozono con respecto a otros productos, como los aromatizantes, es que elimina cualquier olor dejándolo neutro, y sin dejar residuos tóxicos, alérgicos o desagradables, ya que a los pocos minutos se descompone en oxígeno puro.

Ya que todos hemos usado baños públicos en distintas partes, sabemos que la mayoría no cuentan con una adecuada ventilación, por lo que se siente el aire contaminado, con malos olores y desagradable. Como mencionamos en el punto anterior, el ozono se convierte en oxígeno puro al cabo de 5 a 10 minutos, por lo que el aire que se respire allí, además de ser más puro, es más agradable.

No se deben utilizar aromatizantes con base en benceno, ya que el ozono destruye la molécula del benceno neutralizando así el olor del aromatizante, lo cual sería un desperdicio para su billetera.