• Home
  • EN LA CRÍA ANIMAL

El OZONO EN LA CRIA ANIMAL

La contaminación del aire y el agua tienen efectos nocivos en las granjas de cría de animales, entre las causas y sus consecuencias, podemos citar las siguientes:

•    Aire  y agua contaminados.
•   Desarrollo de gérmenes, virus, bacterias, hongos, esporas.
•    Entrada de agentes contaminantes del exterior.
•    Emanaciones de gases amoniacales. 
•    Olores desagradables.

.
•     Animales no saludables.
•    Crecimiento retardado.
•    Falta de apetito.
•    Brucelosis.
•    Infecciones. 
•    Diarreas.
•    Bacilo de koch.
•    Epidemias por contagios.
•    Parasitosis.
•    Alto índice de mortalidad.
•    Menor producción de carne.
•     Menor producción de leche.
•    Reducción de la rentabilidad.

Todos estos problemas se pueden reducir o eliminar realizando una ozonización adecuada tanto en el aire como en el agua de bebida y de limpieza.

Está reconocida la importancia de la aplicación de ozono en la industria ganadera, porcina, caprina y avícola.

El ozono tiene una notable acción germicida, bactericida, fungicida y virucida pues destruye con gran rapidez gérmenes, virus, bacterias, hongos, esporas, estreptococos, estafilococos, colibacilos, coniformes fecales, así como toxinas difterinas y tetánicas.

La aplicación de ozono es muy necesaria para la descontaminación de aguas que contienen bacterias y que  causan enfermedades infecciosas. La aplicación de ozono para purificar el agua no actúa solo como desodorizante y oxidante de las sustancias orgánicas disueltas, sino como esterilizante.

Con el agua esterilizada y con una cantidad residual de ozono conseguiremos al realizar la limpieza de los animales, bebederos, comederos, establos, que el residual de ozono  elimine microorganismos contaminantes que pudieran estar adheridos a estos elementos. También recomendamos su utilización para limpiar alimentos o animales sacrificados.